Una vez más, la Casa de Mónico fue testigo de la sexta edición de Autobello, un evento que cada año congrega a más amigos, en esta ocasión, más de 700 personas pudieron disfrutar de la exposición de coches y relojes y de uno de los mejores desfiles de vehículos de altas prestaciones más importantes del sur del continente.

Muchas piezas únicas se reunieron en la pradera del recinto, pero el Pagani Zonda y la presentación nacional en exclusiva del Maserati Ghibli acapararon todas las miradas y objetivos. Ambos se alzaron con las mayores condecoraciones del concurso, la Copa de Oro Rey de España al mejor coche del año Autobello 2013.