Último Autobello del año, una vez más y por tercer año consecutivo, en el maravilloso emplazamiento de Torre Loizaga, a las afueras de Bilbao. La cita celebrada el pasado 28 de septiembre ha culminado con este Autobello Blibao 2019 que pone el broche de oro a la temporada.

Un año más Autobello Bilbao se ha celebrado en el marco del Salón High Motors, que tenía lugar en el mismo Torre Loizaga de viernes a domingo. El Concurso de Elegancia de coches y relojes tenía lugar en la tarde del sábado, reuniendo a público y coleccionistas y propietarios de modelos de todo tipo, especialmente clásicos.

A las 7 en punto desfilaba el primero de los participantes, un elegante Bentley Continental GT W12 que traía Alzaga Gallery, y que además presentaba los detalles del 100 aniversario que celebra este año la firma inglesa. Además Alzaga Gallery trajo a exponer modelos de otras marcas de las que también es concesionario oficial, como un Ferrari Portofino que salió a desfilar, un GTC4 Lusso, Aston Martin o varios Maserati. Finalmente uno de los radiadores de Hispano Suiza fue para Alzaga Gallery.

Gracias a la excelente colección de Rolls Royce de Torre Loizaga, varias de sus 45 unidades salieron a desfilar, como un Phantom I, Silver Shadow, un Camargue de diseño Pininfarina y hasta una pieza que perteneció a la mismísima Reina de Inglaterra.

El otro radiador de Hispano Suiza fue para el Delage de principios de siglo XX de la colección de Jesús Etxeberría, del que solo hay unas 20 unidades en el mundo. El resto de premios, las estatuillas del Conde de Villapadierna, fueron para un Porsche 911 Turbo Look de la serie 930, un Ferrari 308 GTB, un Corvette C1, un MG A de 1956 de las pocas unidades en negro e interior rojo de fábrica, y BMW Lurauto que desfiló con el nuevo BMW X4 M Competition y el BMW Serie 8 Convertible, además de exponer el nuevo BMW Serie 1 2019.

También destacaron Audi con su TT RS nuevo, y Lexus que llevó a su berlina más grande, el LS 500h, ambas marcas con gran presencia en la ciudad de Bilbao y País Vasco. El toque moderno lo puso un Lamborghini Huracán Avio, un Aston Martin DB11 y algo más noventero, una pareja de Honda NSX rojos.

En cuanto a los relojes, el jurado de Joyería Perodri tuvo dificultades para elegir debido al algo nivel de las piezas que concursaron, pero finalmente el ganador fue un reloj de oro blanco hecho totalmente a mano, de la relojera suiza Universal.

Fotos: Ohiane Mateos