Imprimir

V Autobello Madrid. Gran Trofeo Mahou

V Autobello Madrid. Gran Trofeo Mahou.

Por quinto año consecutivo se organiza en Madrid y en constante competencia sana con Barcelona, Autobello (un nombre que ya suena con fuerza y que huele a diversión: música, gastronomía, buenos coches, motos, relojes, arte...). Una fiesta sin precedentes para gente guapa que ya se inscribe en el calendario internacional de eventos del motor, como la reunión más importante del sur de Europa para coleccionistas de automóviles y motocicletas de altas prestaciones. En esta edición, no podían faltar los miembros destacados de clubes como Ferrari, Porsche, Jaguar, Morgan, Harley, Ducatti... hasta un total de 700 vip llegados de distintas partes de España e incluso de Francia, Alemania e Italia.

 

 

Esta vez la Copa de Oro volvió a recaer sobre un Bugatti, como pasó hace varias ediciones, pero no sobre el Veyron LeMans que ya la tiene..., el mayor galardón se lo llevó un Bugatti 44 de Automóviles Pueche. Una pieza que ya ha recibido varios premios internacionales, pero que como las buenas modelos, siempre es agradable seguir reconociendo su valor y su exclusividad. También en esta edición, donde se juntaron de forma espontánea -en las verdes praderas de Casa Mónico- más de 300 coches de los bien llamados "pata negra", fueron premiados por su belleza: el Fisker Karman que lo condujo -vestido de blanco hasta los pies, zapatos tejanos, gruesa cadena de oro al cuello y acompañado en todo momento de su tenor Frank Camelot- el joven  importador para España, Mario Guarnieri quien a la vez también lo es de McLaren y Pagani. Cochera -especialistas en Mercedes y otras marcas- recibió otro premio por un maravilloso 300 SL Roadster que condujo ante el jurado, el presidente de Mercedes-Benz España, José Luis López-Schümmer, gran amante y defensor del mundo de los clásicos a quien también se honró por su labor con la Copa de Plata. El Alfa 8C, el Ferrari FF, el nuevo Camaro y el futuro Tauro, también fueron premiados por un jurado experto que destacó originalidad, precio y sobre todo conservación.

Daytona GT recibió el Trofeo Blancpain Personalización a un espectacular Lamborghini Murciélago, mientras que Lamborghini Madrid recibía el Trofeo Blancpain Originalidad al nuevo Gallardo Performance. Tomás Villén, máximo responsable de Porsche Ibérica, fue premiado con Copa de Plata Mejor Ejecutivo del Año, mientras que Javier Pomar Perelló recibía la Copa de Plata Empresario Emprendedor y el señor Nicol´s también lo hacía bajo el título "Reconocimiento al Tiempo". Cada año se hace un reconocimiento pleno al mejor coche de la pasa edición, pero esta vez decidido por los asistentes y no por el jurado, en este caso fue el Enzo Ferrari amarillo el que recibió Copa de Oro 2011 que recogió en nombre del dueño, Maxi Rodríguez. Tanto Autobello Barcelona como Madrid son fiestas del motor privadas y respaldadas por importantes coleccionistas de coches donde los asistentes compiten con sus propios vehículos y donde la entrada está limitada como en los mejores clubes ingleses.